Carbon Market Watch

Carbon Market Watch (antes CDM Watch) monitorea los mercados de carbono y aboga por una protección justa y eficaz del clima.

Panel de Reforma ignora fallas inherentes del MDL (¡Opina! #3)

04 Dec 2012

Vuelve al boletín ¡OPINA! #3, octubre 2012

Por Eva Filzmoser, Directora, Vigilancia del MDL

En septiembre, el Grupo de Alto Nivel sobre el Diálogo Político del Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) presentó su informe final con recomendaciones sobre cómo mejorar el MDL. En general, el informe no aborda los defectos fundamentales del MDL, está fuertemente basado en opiniones políticas y hace caso omiso de investigaciones importantes. Sin embargo, sí incluye importantes recomendaciones sobre cómo mejorar la rendición de cuentas, el establecimiento de un mecanismo de quejas y destaca la importancia del MDL para ir más allá de la compensación. Sin embargo, los responsables políticos deben tener cuidado con algunas de las recomendaciones formuladas por el Grupo Especial que simplemente tienen como objetivo salvar el MDL para su propio beneficio a causa del inminente colapso de los mercados de carbono. 

En los últimos ocho meses, el Grupo de Alto Nivel sobre el Diálogo Político del MDL ha llevado a cabo consultas con los interesados y puesto en marcha una serie de informes para establecer conclusiones sobre el MDL y desarrollar recomendaciones para que el MDL sea “apto para el futuro”. Sobre la base de una combinación de reuniones de interesados y un programa de investigación, un informe final fue presentado a la Junta Ejecutiva del MDL en septiembre. Se espera que miembros del Diálogo Político estén cabildeando en la COP-18 en Doha con la esperanza que sus recomendaciones sean adoptadas en los textos de las negociaciones finales. Mientras que sus recomendaciones positivas sin duda deben ser adoptadas, la Vigilancia del MDL se asegurará de advertir a los delegados acerca de las recomendaciones que ignoran los defectos inherentes al MDL e iniciativas que únicamente tratan de arreglar el mercado de carbono para su propio beneficio.

El exceso de oferta se debe a la reducción de emisiones falsas

El informe del Panel señala con razón la falta de ambición en los objetivos climáticos y la falta de demanda de créditos MDL que ha contribuido a la crisis actual de precios. Sin embargo, el informe deja de reconocer que parte del problema ha sido creado por las propias reglas del MDL. Las reglas del MDL han causado que el mercado se inundara con créditos falsos de proyectos que se habrían construido en cualquier instancia y con cuestionables proyectos de gases industriales. Esos créditos han contribuido de manera significativa a lo que es ahora un exceso de oferta de créditos a precios increíblemente bajos y, sobre todo, un grave menoscabo de la integridad ambiental del MDL. Si los créditos procedentes de proyectos no-adicionales tienen como objetivo cumplir con los objetivos de reducción de emisiones, el resultado es un aumento de las emisiones globales. (Véase recuadro “¿Qué es la adicionalidad y por qué es importante?).

Muchos estudios de investigación y reportes de medios de investigación proporcionan pruebas sólidas de que es poco probable que un número significativo de proyectos del MDL sean adicionales, un hecho que es ignorado por el Grupo. “Los proyectos en términos generales sí cumplen con las pruebas de adicionalidad  porque eso es lo que las investigaciones han indicado”, dijo Mohammed Valli Moosa, presidente del Panel, en su presentación a la Junta.

El reciente colapso del mercado de carbono pone de relieve una vez más que la realización de muchos de los proyectos del MDL no se basa en el apoyo financiero adicional del MDL para ser viables. Con los precios de los créditos siendo tan bajos es difícil ver cómo los nuevos proyectos pueden ser adicionales. Las reglas de adicionalidad deben ser fundamentalmente reformadas. Sin embargo, sin ambiciosos objetivos climáticos, no existe necesidad de un mecanismo de compensación.

El Fondo Climático Verde no debe financiar beneficios extraordinarios

El Grupo recomienda que se establezca un fondo que compre y por lo tanto cancele parte del actual exceso de oferta de créditos del MDL. Esto podría proporcionar grandes beneficios inesperados para proyectos de gas industrial y mega-proyectos de infraestructura que proveen la gran mayoría de créditos, aunque tenga integridad ambiental muy limitada y sólo unos pocos o ningún beneficio de sostenibilidad. En ausencia de reglas estrictas que aseguren proyectos verdaderamente sostenibles y adicionales no tiene sentido salvar al MDL para su propio beneficio y, potencialmente, a costa de los contribuyentes. Mayores reducciones de emisiones pueden ser logradas apoyando directamente políticas climáticas nuevas y eficaces.

REDD no debe ser incluida en el MDL

El Grupo recomienda permitir la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación Forestal (REDD) y otras actividades forestales piloto de gestión en el MDL, a pesar del hecho que la REDD ha sido identificada como inadecuada en este mecanismo basado en proyectos. El informe del Grupo identifica sólo un conjunto muy limitado de riesgos asociados con este tipo de proyectos y hace caso omiso de temas clave y riesgos discutidos en la CMNUCC y en la documentación especializada, tales como la no permanencia de las reducciones de emisiones, el establecimiento de líneas de base de acreditación, las fugas de carbono, demostrar la adicionalidad o impactos potenciales sobre la biodiversidad y medios de vida. En Doha, los delegados del CMNUCC deben permanecer firmes y mantener la REDD fuera del MDL.

Felicitaciones por la verificación y monitoreo de los beneficios de sostenibilidad.

El Grupo recomienda que los impactos al desarrollo sostenible sean reportados, monitoreados y verificados a lo largo de la vida útil de un proyecto MDL y que las salvaguardias contra los impactos negativos sobre el desarrollo sostenible sean mejorados. El Grupo también recomienda directrices de peso para los procedimientos adecuados de consulta locales, que fueron largamente esperados. La Vigilancia del MDL acoge con gran satisfacción estas propuestas, sin embargo, no así por la Junta Ejecutiva del MDL. En la reunión siguiente a la presentación del informe del Grupo Especial, la Junta decidió adoptar un conjunto voluntario de directrices de informes que harán poco por mejorar la sostenibilidad de los beneficios de los proyectos del MDL.

Moviendo el MDL más allá de la compensación

Aunque el Grupo Especial recomienda mover el MDL más allá de la compensación, el informe carece de una evaluación comparativa del MDL con otros instrumentos de política, tales como los regímenes de comercio de emisiones (RCDE), impuestos al carbono y otras políticas nacionales. Dada la urgencia de reducir los gases de efecto invernadero (GEI), el futuro del MDL y otros  mecanismos de mercado sólo puede basarse en la de emisiones netas y ambiciosos objetivos climáticos vinculantes, no solamente en compensación.
El informe del Panel se encuentra siguiendo el siguiente enlace (en inglés): http://www.cdmpolicydialogue.org/

¿Qué es la adicionalidad y por qué es importante?

El Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), como tal, no reduce las emisiones netas globales de gases de efecto invernadero. Por cada tonelada de reducción de emisiones en un país anfitrión, se le permite a un inversionista emitir una tonelada más en casa. Si un proyecto MDL no reduce las emisiones en comparación con lo que sucedería de cualquier modo (“escenario business-as-usual”), entonces el efecto neto es un aumento de las emisiones globales. Por lo tanto proyectos MDL que sean negocios-como-de-costumbre en realidad aumentan las emisiones globales. El principio de adicionalidad es por lo tanto fundamental para el MDL y cualquier mecanismo de compensación que trabaja bajo un tope.

Existen cálculos que indican que 20-70% de todos los proyectos del MDL no son adicionales. La adicionalidad de mega-proyectos de infraestructura, donde los ingresos de créditos de carbono constituyen sólo una pequeña fracción de las ganancias, es particularmente poco probable. Por ejemplo, los grandes proyectos de energía hidroeléctrica y de carbón han sido repetidamente demostrado como business-as-usual.