Carbon Market Watch

Carbon Market Watch (antes CDM Watch) monitorea los mercados de carbono y aboga por una protección justa y eficaz del clima.

Revisión de la realidad México: ¿Quiénes participan en el MDL? (¡Opina! #2)

31 Oct 2012

Por Eduardo Bohórquez y Bruno Brandão, Transparencia Mexicana (Transparencia Internacional, Capítulo Nacional)

Transparencia Mexicana (TM) fue fundada en 1999 como capítulo nacional de Transparencia Internacional (TI), la coalición global contra la corrupción. TM aborda la corrupción desde una perspectiva integral, con la participación de los actores públicos y privados para reducir la corrupción mediante la creación de cambios en el marco institucional y legal del Estado mexicano.

Transparencia Mexicana analizó cómo todos los Documentos de Diseño de Proyecto para proyectos MDL en México informan sobre consultas con los interesados locales. Los resultados revelaron que la falta de reglamentación y directrices afecta la calidad de los procesos de consulta, el informe de los resultados y las posibilidades de los interesados para intervenir en la aprobación y acreditación de proyectos MDL en México. El estudio también indica que es esencial preguntar quienes  participan en estas consultas – es decir, qué tipo de actores se les escucha…

El Mecanismo de Desarrollo Limpio ha sido frecuentemente criticado por su falta de consulta pública adecuada. A menudo se argumenta que la falta de directrices y reglamentos específicos contribuye a los procesos insuficientes, inadecuados o incluso falsificados de consulta. Sin embargo, estas críticas suelen basarse en hipótesis o la experiencia de un número limitado de casos. Una amplia base de datos empíricos ha estado ausente en el debate.

Transparencia Mexicana tomó la decisión de lanzar un programa de investigación para abordar esta cuestión y recoger evidencia empírica de una gran mayoría de casos. La investigación es parte de Programa de Gobernanza de Integridad del Clima de Transparencia Internacional y su objetivo es entender las interacciones y relaciones entre los actores involucrados y afectados por los proyectos MDL. Después de una década de trabajo en el ámbito de la corrupción, comprendemos que los riesgos para la integridad derivan de la calidad de las instituciones tanto como de la calidad de las interacciones y relaciones que estas instituciones establezcan. En el primer ejercicio dentro de este nuevo programa de investigación, se analizó la totalidad de los documentos de diseño del proyecto (PDD) jamás producidos para los proyectos MDL en México (en el momento de la investigación, en junio de 2012, había 150 PDDs, incluyendo registrados, rechazados, en virtud de revisar y proyectos retirados).

El estudio se centra en tres cuestiones principales relativas a la participación pública y los proyectos del MDL en México:

1)      ¿Cómo se lleva a cabo el proceso de consulta?

2)      ¿Cómo son los resultados del proceso de consulta presentada en los documentos de proyecto?

3)      ¿Cómo puede el proceso de consulta influir en la aprobación y acreditación de los proyectos?

Principales conclusiones Iniciales de la investigación:

  • Los desarrolladores de proyectos y consultores tienen competencia exclusiva sobre el diseño y la realización de consultas con las partes interesadas: El tipo más popular de la consulta es a través de reuniones públicas (31%), pero también hubo casos de proyectos realizando entrevistas directas (3%), encuestas (2%) y pedido para comentarios (3%). La mayoría de los casos, sin embargo, optó por una combinación de estas modalidades de consulta (61%).
  • La notificación de los resultados y las características de la consulta es en general muy pobre: sólo el 64% de los proyectos declaran que una lista de asistentes (o lista de participantes en el caso de las peticiones de comentarios) se ha producido. De este total, sólo el 45% adjunta o reproduce la lista en el PDD. Sumado a ello, sólo el 27% registra la existencia de actas de las reuniones, sólo en un caso se confirma la existencia de un acta firmada, y ninguno realmente adjunta o reproduce las actas. Por último, sólo el 50% de los documentos tiene un registro de las preguntas y respuestas formuladas durante las audiencias.
  • Muy pocos documentos realmente registran las solicitudes del público: sólo el 10% con la indemnización y el 7,3% con las solicitudes de mitigación. Esto puede ser debido a varios factores: la insuficiencia de canales y/o inadecuadas para transmitir comentarios, la falta de claridad para el público que su participación comprende más que cuestionar y comentar y que pueden presentar demandas, o que grupos de interés  no cuentan con información suficiente sobre el proyecto para tener en cuenta sus posibles consecuencias en ese momento.

Estos primeros resultados revelan que la falta de una adecuada regulación y directrices afecta la calidad de los procesos de consulta, la comunicación de los resultados y las posibilidades de los interesados para intervenir en la aprobación y acreditación de proyectos MDL en México. Nuestro estudio apoya con datos empíricos la crítica que se expresa a menudo en relación con los procesos de consulta del MDL. Sin embargo, los datos obtenidos en este estudio pueden hacer más que eso. Más que revelar cómo los procesos de consulta son verdaderamente realizados, también pueden proporcionar orientación en cuanto a qué tipo de interacciones entre los actores estos procesos pueden generar.

Como se mencionó anteriormente, Transparencia Mexicana trabaja de acuerdo con la premisa de que el análisis de integridad debe destacar no sólo la calidad de las instituciones, sino también la calidad de las interacciones y relaciones que crean estas instituciones. Aunque todavía no podemos corroborar estas conclusiones con el análisis en profundidad, es importante mencionar que las medidas de mitigación tienden a ser solicitadas cuando las autoridades especializadas están involucradas en el proceso de consulta e interactúan con los miembros de las comunidades locales. Peticiones de mitigación, en contraste con las solicitudes de compensación, por lo general reflejan un mayor conocimiento y comprensión por parte del público de los impactos reales de los proyectos del MDL.

Creemos que la interacción de distintos sectores del público es un aspecto crucial en el diseño de los procesos de consulta. Las consultas deberían facilitar y promover la interacción entre las comunidades locales afectadas, académicos, medios de comunicación, las autoridades públicas (organismos especializados, en particular), desarrolladores de proyectos y consultores. De esta manera se puede promover el intercambio de información en múltiples direcciones, ya que no sólo las comunidades locales pueden aprender de los llamados expertos, sino también lo contrario puede ser a menudo el caso. No es raro que los académicos, los medios y las autoridades públicas salgan del encuentro con las comunidades locales con una perspectiva más refinada sobre sus objetos de análisis.

Además, el encuentro de distintos tipos de grupos de interés puede promover la agregación de intereses y, por lo tanto, la creación de alianzas con fuerte capacidad persuasiva entre los que son a menudo la parte más débil de la cadena. Este encuentro no significa que el mecanismo de consulta debe pasar por alto las necesidades específicas de los distintos públicos y las limitaciones de ciertos actores para la participación adecuada. El diseño de los procesos de consulta debe tener en cuenta las capacidades desiguales entre los actores y tratar de mitigar estos desequilibrios. Muy a menudo, estas desigualdades resultan en manipulación y explotación y es prácticamente imposible evitar por completo tales comportamientos.

Sin embargo, un mecanismo adecuado de consulta que reúna a distintos sectores del público puede ayudar trayendo los intentos de manipulación y explotación a plena luz del día, dentro de un espacio institucionalizado de participación.

Recomendaciones

El proceso de consulta del MDL es esencial para un mecanismo legítimo y los hallazgos del estudio muestran que las reglas / directrices son insuficientes y necesitan una reforma urgente. Los costos de transacción y los tipos de proyectos deben, por supuesto, ser tomados en cuenta al diseñar las nuevas directrices y la regulación de los procesos de consulta del MDL. Sin embargo, es nuestro entendimiento de que, para cumplir realmente su propósito, el proceso de consulta del MDL debe ser considerado como una plataforma para el encuentro de distintos tipos de conocimientos e intereses. “Transparencia Mexicana entiende que los riesgos para la integridad derivan de la calidad de las instituciones, tanto como de la calidad de las interacciones y relaciones que estas instituciones establezcan”.